Zimmer y los Cuttrepapers

El trece de mayo en Cova de Iría, el compositor Hans Zimmer ofrecía una rueda de prensa en mitad de su gira para poner fin a los rumores referentes a su implicación en el escándalo de los «Cuttrepapers», la trama corporativa de los hermanos Peter y Jack Cuttre.

Y para sorpresa de todos, Zimmer no negó estar involucrado sino que confirmó estarlo, por lo que, a pesar de los indicios que apuntan a que varios nombres ilustres de Hollywood podrían haber hecho sus “cosillas” para los Cuttre, por el momento Zimmer es el único que se ha atrevido a explicar su papel en todo este asunto.
“Fue de extrema necesidad” nos dice el compositor alemán. “En 1999 no me llamaron para componer nada, ni tan siquiera un triste spot de detergente. Y las letras del apartamento de Manhattan y las del yate seguían llegando ¿sabe? Y entonces, un amigo me habló de los negocios de los hermanos Cuttre”.
La versión de Zimmer sobre el primer encuentro con Peter y Jack Cuttre no difiere mucho de otras ocasiones en las que alguien abandona la senda del bien: un antro de mala muerte, unos chupitos de bourbon, unos billetes grasientos y un apretón de manos. “Un negocio muy simple: Tenían que suplir una baja con muchísima urgencia y pagaban 5.000 dolares por un par de horas de trabajo. Y, además, se suponía que nadie sabría nunca que lo había hecho yo, por lo que trabajaba sin la presión de ser Hans Zimmer. Como le digo, era demasiado tentador… ”

«Un amigo me habló de los negocios de los hermanos Cuttre»


El fruto de aquel primer encargo de los Cuttre fue la banda sonora de la película para adultos «El vecino del octavo viene a verme y me da rabo (my neighbour from the octav)».
Pero ésto, que podría haber pasado por un caso aislado, acabó convertido en patrón. “Lo que ocurrió es que mi carrera recuperó su ritmo normal, pero yo me acostumbré a pillarme ese dinerillo extra para mis vicios y mis cosas, ya sabe. Y no fui capaz de alejarme de aquello. Les dí mi número a los Cuttre y les dije que me llamaran siempre que quisiesen. Y eso hicieron” explica.
Wikipedia afirma que entre los años 2000 y 2001, Hans Zimmer compuso las bandas sonoras de «Gladiator», «Hannibal» y «Pearl Harbor». “Y es cierto, pero en paralelo y bajo el seudónimo de François Vaginelle, trabajé en algo más de 380 filmes para adultos, como «Un Badajo es un badajo por encima y por debajo (Badaj 4U)» o el cult film de space porn «Cuando vayas a Marte me clavas el estandarte (Clave me your standart)». Era dinero fácil y sin ningún esfuerzo. Y todo era fruto de los descartes de mis otros trabajos, por lo que mi tiempo era rentable al 100%. La verdad es que no me arrepiento de haberlo hecho… Por cierto, cuando sepáis quién fue el director real de «Sharknado», vais a flipar” sonríe Zimmer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: